23AGO

Derecho a versus preciso de


Hablando de la actualidad en tercera persona



A menudo, en sanidad, nos encontramos situaciones en las que los pacientes exclaman: “Tengo derecho a…” “Pago mis impuestos para…”

A mi modo de ver se confunde el derecho con la necesidad.

Todos tenemos derecho a una ambulancia, una TNA (transporte no asistido), que traslade hasta el centro sanitario cuando tenemos una prueba diagnóstica, una consulta programada o incluso una urgencia no medicalizada.
Pero no todos lo precisamos.
El sistema sanitario sería inviable e imposible de gobernar si todos ejercieran ese derecho.
Esta situación parece fácil, clara y comprensible para cualquiera.

La necesidad la marca un profesional sanitario, quien -en el ejercicio de sus funciones- discrimina quién precisa y quién no.
En el caso de la TNA, hay unos criterios generales -marcados por cada CCAA- y que cada médico interpreta según la situación y/o cada paciente.

También tenemos derecho a quimioterapia.
Es un médico quien, tras examinar, diagnosticar y estudiar nuestro caso, nos propone ese tratamiento (para el que podemos negarnos…como derecho).
No sé si fuera del ámbito del cáncer se usa la quimioterapia, pero si un paciente la pide para su diabetes es bastante probable que ese derecho no sea una necesidad.

Lo mismo pasa con las bombas de insulina.
En el sistema nacional de salud español son financiadas públicamente desde el 2004, según ORDEN SCO/710/2004, de 12 de marzo
Interpretar las recomendaciones que hace esa orden es función de los endocrinos que, junto al paciente, tomarán la decisión más favorable.

Claro que la casuística es enorme…desde hospitales o CCAA que sólo ponen una determinada bomba, profesionales que no quieren poner bombas, unidades de diabetes que carecen de recursos (educación diabetológica) para ponerlas y hacer el seguimiento, se gota el dinero del hospital o de la CCAA, pacientes que no quieren ponerse la bomba o al cabo del tiempo renuncian…

 

 Transdiabetes

 

Y en el otro extremo, lo sucedido con la MCG (situación repetidamente explicada en este blog).
El vigente RD 1030/2006 (cartera servicios comunes del sistema nacional salud) anexo II, punto 6.4.1 garantiza que “se suministrará al paciente diabético el material necesario para  el control de su enfermedad”
Desde esta situación inicial muy favorable, se ha acabado -de momento- en el MFG para todos los DM1 y a la MCG para pacientes adultos DM1 y riesgo de hipoglucemias graves…situación bastante discutible -por perjudicial- si nos ponemos en la posición de “tengo derecho a…”.
Mucho mejor parados saldríamos si nos pusiéramos en la posición de “preciso de…”
La cartera de servicios comunes nos cubre por completo.

Retorcer la legalidad, para lograr un tratamiento, no siempre conlleva avances en los derechos de los pacientes.
Más bien lleva a constreñirlos y dilatarlos en el tiempo como respuesta reactiva.


Políticos y asociaciones de pacientes deberían tener más visión a largo plazo.
Y no dejar que la justicia (como hemos visto recientemente) confunda “derecho a” con “preciso de”

A corto, medio y largo plazo, a los pacientes nos beneficia el "preciso de".

 

23 agosto 2021






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis