16MAY

Influencia, política y diabetes


Mirando twitter



Estos días, en el mundo twitter, estamos asistiendo a una movilización en pos de derechos de trabajadores.

Con el hashtag #EspecialidadUrgenciasYA hay una movilización por el reconocimiento de la especialidad de medicina de urgencias y emergencias.
Con el hashtag #OsApoyamosMIR se trata de visibilizar los problemas en la elección de plazas MIR se están produciendo este año 2021.

Con la diabetes en la cabeza, uno se acuerda de la resolución del Consejo Interterritorial aprobando la financiación del Flash (no me hagáis volver a hablar de ello)…¿Y control IQ?¿Y Diabeloop?¿Y 780G?¿y Baqsimi?
¿Y la especialidad de endocrinología pediátrica?

¿Y la Estrategia Nacional en Diabetes que lleva recocinándose ni se sabe los meses?
Pensar cada uno en vuestra CCAA…aunque haya excepciones.

Más importante aún.
¿Qué campaña hay para instaurar la Educación Diabetológica?
Pero de verdad.
Instaurarla.
Sin parches.
Con planes concretos, con presupuesto asignado, con reconocimiento de la figura profesional.
Que esto no hay nadie que lo discuta…en público, claro. Después los hechos de alguno/a son bastante evidentes… les importa un pimiento.

Las declaraciones, discursos en las jornadas/congresos, posicionamientos de sociedades científicas, golpes en el pecho tuiteriles de personajes varios como puede ser de quien escribe estas líneas…todo eso es murmullo.
Apenas audible fuera del microcosmos diabético.

 



Hay dos expresiones valencianas que, a mi modo de ver, explican gráficamente la situación.

-          Anem com cagalló per sèquia. Literalmente «ir como un zurullo (o mojón) por la acequia». Esta expresión tan visual se dice de alguien que está perdido, o al que dirigen de aquí para allí sin saber muy bien adónde va.
¿Sabemos dónde se dirige la diabetes?

-          De forment ni un gra. Literalmente «ni un grano de trigo». Se refiere a algún proyecto que es todo palabrería y no tiene sustancia, pues en esa situación soltaríamos el «de forment ni un gra».
¿Si echamos la vista atrás, de manera global y en los últimos años, estamos avanzamos significativamente en la atención a los pacientes con diabetes?

Lo estamos viendo también con la pandemia y la vacunación contra el coronavirus.

Esto es lo que describe el Ministerio en un informe científico-técnico sobre la diabetes:

Se ha descrito en diversos estudios realizados durante la epidemia de COVID-19 la presencia de diabetes mellitus como una de las comorbilidades más frecuentes presentes en aquellos pacientes que desarrollaron neumonía grave o fallecieron a causa de la enfermedad (13).  El motivo por el cual la diabetes supone un factor de riesgo para desarrollar enfermedad grave por COVID-19 no está bien establecido, pero también se sugiere que la sobreexpresión de ACE2 en pacientes diabéticos puede estar implicada en el proceso (14). La sobreexpresión de la ACE2 en diabéticos parece un mecanismo compensatorio para frenar el deterioro de la microvasculatura renal implicada en la nefropatía diabética a largo plazo, así como para limitar el daño cardiovascular a largo plazo en pacientes diabéticos mediante la activación del eje ACE2/Ang-(1–7)/MasR (15). Por otra parte, el grupo de antidiabéticos orales tiazolidinedionas también se han relacionado con una mayor expresión de la ACE2

 

Aún estando presente la SEEN como consultor, que no dudo haya defendido la tesis de la inclusión del colectivo de personas con diabetes, no se ha considerado a la diabetes como grupo prioritario de vacunación, fuera de las sucesivas franjas de edad.
Es evidente la incoherencia.
Más allá de número de dosis disponibles, se entiende.

 

 

Pocas explicaciones más hacen falta para poder afirmar que la capacidad de influencia del “ecosistema diabético” en la política sanitaria es poca o ninguna.


En el Ministerio.
¿Hay alguna agenda de trabajo relacionada con la diabetes?
¿O con aprobar el flash y la estrategia ya va bien?

En cada comunidad autónoma.
¿Hay cabezas visibles en las administraciones sanitarias que ordenen/trabajen/organicen la diabetes?
En Andalucía y la Comunidad valenciana sí.
Con sus planes y estrategias…por supuesto mejorables.
¿Y en el resto?

 

 

La política -a veces- es un asco.
Pero cuando no la hay, pagas las consecuencias.

16/05/2021






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis