17NOV

6 sugerencias de innovación en diabetes


a propósito de la III Jornada de innovación en diabetes de las comunidades autónomas



Los días 15 y 16 de noviembre, se ha celebrado en el Incliva (Instituto Investigación Sanitaria Hospital Clínico de Valencia) la III Jornada de Innovación en Diabetes de las Comunidades Autónomas

Estas jornadas, que se celebran en el entorno del Día Mundial de la Diabetes, se posicionan como un foro de encuentro para compartir estrategias, buenas prácticas y buscar sinergias que permitan avanzar en el tratamiento de la diabetes

 

 

En el encuentro participaron especialistas y profesionales con dedicación a la gestión institucional clínica y profesional de la salud, con implicación en la gestión y atención a la diabetes en el ámbito autonómico o nacional.

Voy a intentar dar mi punto de vista.
No sobre la jornada, sino sobre la innovación en diabetes.
El orden no se corresponde con la importancia de los puntos.
Algunos son fruto de mi reflexión durante mi jornada y otros estaban ya guardados en mi cabeza.

 

Decía el otro día, la importancia que tiene la empatía.
Ponernos en el lugar del otro.
Que pacientes, profesionales y administración defendamos las posiciones y reivindicaciones del resto de actores…
Y hacerlo en público, claro.
Y donde se toman las decisiones, también.
Esta sería mi primera sugerencia de innovación.


 

Mi segunda sugerencia de innovación, sería la comunicación.
En diabetes, comunicamos poco y mal.
Medio en broma, medio en serio, otorgo un honorífico Premio Banting a la noticia sobre diabetes peor tratada periodísticamente.
Este año ha ido otorgado a el periódico El Nervión, por esta noticia:

 



¿El congreso nacional de diabetes tiene el impacto que debería?
¿las cifras de prevalencia y complicaciones de la diabetes se corresponden con la atención mediática que se le da?
¿la diabetes se incluye habitualmente en la cultura (pelis, series, documentales, literatura…)?

 

 

Habitualmente relacionamos tecnología con ISCI o MCG/MFG
Pero en consulta clínica hay mucho más campo a desarrollar.
Por ejemplo en pie diabético. ¿Se usa la imagen (una foto tomada por el propio paciente) como elemento de trabajo de prevención/seguimiento de esta patología?
En dermatología es algo bastante usual usar las imágenes como elemento de trabajo en la clínica.
Nuestra telemedicina es anecdótica.
No podemos seguir con el mismo modelo de consulta profesional/paciente de hace 20-30 años…
En DM1, ¿tiene sentido seguir manteniendo esas consultas de seguimiento donde lo único que se hace es revisar glucometrías?
Tercera sugerencia de innovación, hay que cambiar el modelo de seguimiento y de consultas

 


Nutricionistas, podólogos, psicólogos y pacientes expertos
El cuarteto ausente en la gran mayoría de Unidades de Diabetes de nuestro país.
Pocos (o nadie) negarán que su presencia y participación en la atención al paciente influye mucho en la calidad de vida de las personas con diabetes.
Cada uno en su papel, con sus funciones y con sus momentos…
¿Menos clínica y más atención pluridisciplinar e individualizada?
Por suerte, el vademécum o la gestión de datos (como se demostró en la jornada está superado)
Y sí, la presencia de nutricionistas, podólogos, psicólogos y pacientes expertos en las Unidades de Diabetes es mi cuarta sugerencia de innovación.
Porque ello supone cambios legislativos de calado, romper dinámicas estancadas y modificar status de algunos/as

 

 

 

No mencionarás la educación diabetológica en vano.
Esto es lo que yo le diría a la mayoría de dirigentes sanitarios.
A estas alturas lo único que hay que hacer es dimensionar de manera real el número de educadoras en diabetes en cada Unidad.
Evidencia científica de su utilidad hay para aburrir.
Un buen número de endocrinos ya hacen educación diabetológica, no derivan la educadora, sino que son ellos/as quienes son quienes asumen una parte de esa tarea.
Digo una parte, porque la ED debe ser un programa sistemático, protocolizado, individualizado, evaluado y obligatorio para todos los pacientes.
Quinta sugerencia innovación: la educación diabetológica por encima de todas las cosas.




Ésta y ésta noticia dicen mucho sobre la batalla (monetaria) sobre el negocio de los datos.
de los datos de salud.
¿Hacemos algo con esto en sanidad?
¿Y en diabetes?
Sexta sugerencia: ¿Será posible incluir el valor económico de los datos en los concursos de suministros o acuerdos marcos de ISCI/MCG/MFG?

Hasta la fecha, salvo hackeo del dispositivo o uso de Tidepool/Diasend, los datos se quedan (o pasan) en los servidores de las empresas comercializadoras.

Y aunque los datos sean del paciente, el uso de ellos se difumina en un espacio oscuro.
Porque si no aceptas usar el programa de descarga de la empresa, no puedes decidir cómo usar los datos.
Si la empresa que comercializa los productos sanitarios quieren los datos, que pague por ellos, siempre que el paciente lo autorice
Porque los datos son del paciente.
Ni de la empresa ni del sistema sanitario.
Y porque quien paga el producto sanitario es la sanidad pública, que también debería tener interés en usar esos datos para investigación y gestión (con autorización del paciente).
Aunque para todo ello se necesite más legislación especializada.

17/11/2019






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis