02JUL

Walk of life


Aprendiendo a vivir con diabetes



Aquí viene Johnny cantando viejas canciones doradas

Así comienza una de las canciones más reconocidas del grupo Dire Straits.
A veces, a uno le vienen canciones a la cabeza, sin saber por qué.

 

Y por el mismo motivo, la vida te estampa en toda tu cara la crudeza que supone caminar por ella.


El pasado domingo me levantaba con la noticia del fallecimiento de Jaime Utrillas
Un tipo con el que compartí fallas, deporte y discapacidad.
Durante un tiempo coincidimos en los tres ámbitos al mismo tiempo, aunque mi progresivo desapego por cada una de esas áreas me hizo perder el contacto con él.

 

No recuerdo si fue con él o con otra persona de la que aprendí el mantra: una silla de ruedas siempre está detrás de una persona, así que primero mira a la persona y después a la silla de ruedas.

En cualquier caso, la frase le venía que ni pintada.

 

Personas como él o como Emilio Ferreres han tenido un enorme impacto en mi vida.
Porque con ellas he aprendido a vivir.
Con esas personas importaba “el aquí y el ahora”
Y eso es una enseñanza impagable.

 

El Walk of life acaba con esta estrofa:


And after all the violence and double talk

There's just a song in all the trouble and the strife

You do the walk, you do the walk of life, yeah he do the walk of life

 

Porque algunas canciones y algunas personas siempre están en tu cabeza

02/07/2018






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis