27MAR

Eversense. Capítulo 5. El final


Penúltimo capítulo describiendo el Eversense



Bueno, pues todo llega a su fin.

Y el sensor del Eversense llegó a su final 7 días más tarde de su fecha de caducidad. Debe ser como los yogures: consumir preferentemente, pero después de la fecha los puedes seguir consumiendo sin mayor problema.

El último día ya dio glucemias disparatadas, hipers de 250 cuando en realidad estaba a 140….hipos de LOW cuando estaba a 100 y directamente ya no lo volví a enchufar.

 

 

Las flechas de predicción han seguido su curso “normal”, las de predicción de glucemia alta absolutamente inservibles para mí.
Cuando de verdad la glucemia se dispara por encima de la cantidad fijada, poco puedes hacer.
Sí, te pones un bolus, pero ya sabemos que hasta que no pase una horita (como poco) no se va a detener esa subida.
Aprovecho para saludar afectuosamente a Fiasp y demás familia, deseando que aparezcan pronto por nuestras vidas.

 

 

 

Pero en muchos casos esa predicción es errónea, la glucosa no sube conforme a cómo marca la flecha…pero ni de lejos.
Y es que la insulina activa sigue haciendo de las suyas (entre otras cosas), como bien saben los glucolegas que usan dispositivos DIY

Esto de las flechas es algo común con el resto de dispositivos MCG y no veo sencillo mejorarlo, la verdad…

Mucho más útil es la predicción de glucemia baja…situándola en 30 minutos antes, te evita llegar a la hipo, salvo que hagas el tonto…


Yo puntúo muy bien el sistema de vibración del transmisor, especialmente por la noche y en situaciones especiales.
No necesitas tener ni el teléfono cerca
Comodidad y privacidad.

 

Estoy bastante contento con el adhesivo
En condiciones de humedad postducha, se ha mantenido en su sitio.
En condiciones de sudor intenso se ha mantenido pegado, sin mayores problemas, incluso al segundo día de uso.
Me parece el mejor adhesivo de todos los que yo he usado

 

Y ya que lo menciono, sí, he alargado el uso del Eversense hasta las 48 horas ininterrumpidas de uso.
La batería del transmisor es lo que da.
Cargándola a tope, no daba para más de esas 48 horas

 

Creo que deberían mejorar el cargador, si no sitúas correctamente el transmisor corres el riesgo que después de los 15-20 minutos de rigor no te haya cargado.
He tenido varias situaciones parecidas en estos 3 meses y pico

 

Dejo para el final, lo que más problemas me ha dado: la conexión bluetooth

Tras funcionar perfectamente durante los 2 primeros meses, las últimas 3 semanas han sido un suplicio, constantemente el transmisor se desconectaba del móvil y no aparecía ningún transmisor en la aplicación del móvil.
Había que apagar el bluetooth, volverlo a encender y conectar el transmisor.

Me pasó varias veces a mitad de una calibración, no me aceptaba la calibración, se desconectaba en ese momento y debía realizar la maniobra “de rescate” que os contaba antes.

Tras consultarlo con algunos expertos, actualicé el sistema operativo del teléfono….no sirvió de nada, seguí con el mismo problema.
Cuando hable con Roche a ver qué explicación dan.
Quizás alguna actualización de la aplicación (que yo sepa no había ninguna nueva porque la busqué)

Mi percepción es que a menos batería del transmisor más fácilmente se desconectaba, pero es que con batería llena también me pasaba.

 



MI OPINIÓN FINAL

Sitúo el Eversense al mismo nivel que Medtronic o el Libre (que son los que yo he llevado)
Cada uno con sus particularidades.

Todos miden lo suficientemente bien (ya sabemos lo del líquido intersticial…), mejor dicho, que me lío, no observo diferencias significativas en cuanto a fiabilidad entre los 3.
Eversense mide más ajustado, sin duda, que los otros 2.
Pero no son diferencias muy relevantes.
En mi opinión no es algo que vaya a influir después en el control glucémico…hay muchas más variables que pesan más en el control (contar bien HC, absorción insulina, ratios….)

Saber la glucemia que tenemos en cada momento, sólo es el primer paso.

En condiciones de alta variabilidad glucémica, los 3 se comportan igual…mejor irte al glucómetro tradicional y pincharte el dedo.

 

En cuanto a lo que yo llamo la usabilidad (usar el dispositivo sin que interfiera en las actividades de la vida diaria) equiparo al Libre con el Eversense.
El brazo es el mejor lugar del cuerpo para llevar un sensor de glucemia.
Sé que Medtronic ya se puede usar en el brazo (algunos lo llevan haciendo hace mucho)…pero su sensor me parece más incómodo que el resto.

 

Por supuesto, la ventaja de poder quitar el transmisor sin desechar el sensor es la diferencia del Eversense.

 

En breve, habrá un epílogo describiendo la extracción del sensor (quiero mi Propofol¡¡¡)

27 marzo 2018






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis